miércoles, 26 de noviembre de 2014

No compremos productos catalanes


  Frente a la sedición  diabólica  y loca; a la vez que cobarde y plenamente antidemocrática, de Mas, de Puigdemont (1) y de sus amiguetes -sedición continuadora plena de los crímenes infames, de más de 40 años de duración; iniciados por los terroristas de ETA, en Vasquia; no compremos sistemáticamente ningún producto catalán en los supermercados o en cualquier tienda. Preguntemos primero si el producto es catalán o bien leamos con detenimiento, en la etiqueta del producto, el lugar de origen de la empresa fabricante. Y rechacemóslo si está hecho, producido, ensamblado o elaborado en la avariciosa  e insolidaria y más que triste,  perdida ya, sin "seny"; cataluña. Con  decisión, con entera firmeza, sin  comprarles nada, de ahora en adelante, que esté hecho en esa triste tierra; cataluña con plena minúscula. 

 Compremos, eso sí, productos de otras comunidades que están bien integradas en España, por ejemplo aceite de oliva andaluz o extremeño, embutidos valencianos, arroz castellano, vino de cualquier parte que no sea cataluña.  De ninguna forma y hasta que no cambien de actitud, compraremos productos catalanes. Perderán así su mercado más natural y fuerte, el mercado Español. Si ellos nos quieren dejar, después de tanta inversión y amistad nuestras; nosotros también les dejaremos en una miseria que ellos están pidiendo locamente y a gritos.

Por mi parte, yo empezaré a boicotear -*aunque sólo en parte*- también los productos vascos, a pesar de que vivo en Bilbao, hasta que el PNV y los continuadores de ETA, que son  Bildu y Sortu (que son el frente cultural y político de ETA), disfrazados de izquierda radical y extremista, no declaren explícitamente  y lo incluyan en sus estatutos de partido, que renuncian a la independencia y se integran voluntariamente en España, se subordinen de manera muy clara a  Madrid.

 Que entiendan los catalanes que su traición traerá repercusiones graves, contrarias a su finalidad disgregadora. Ya les hemos dado bastante a los excéntricos. Que intenten vender catalanes y vascos  sus productos a Francia o a Gran Bretaña . Verán que es mucho más difícil que con nosotros; que de haber explotados; no son ellos y su vicio recurrente, sino nosotros los españoles.

 Es una  pena terrible ver la debilidad del gobierno español del PP, en este asunto y observar cómo el psoe nos está traicionando con su tibieza calculada, ayudando a los sediciosos y golpistas excentrados.

 No hay que cambiar ninguna Constitución. Muy al contrario, hay que ser muy firmes contra los fascistas catalanes.  Pobre y desgraciado psoe. No olvidaremos  su laxismo frente a los sediciosos; traición indirecta pero real, a España; que sabíamos que los socialistas no eran obreros, que sabíamos  que no eran  socialistas (repartidores ecuánimes de riqueza), que ahora sabemos también que no son españoles.

PD : El candidato a secretario general del psoe, Eduardo Madina, vino a verme hace tiempo a un bar de Deusto (Bilbao). Me dijo que quería ser secretario general del psoe, que con él España no estaría en peligro. Yo quiero agradecerle, en nombre de España y de la gallardía; lamento mucho que no entendí yo, por aquél entonces, que había que apoyarle llegado el momento. Se hubiera evitado la agonía imparable del psoe; y evitado el peligro para España y para Europa; caído en manos, ahora, de traidores y de ineptos.

(1) : Puigdemont es aquí un "futurismo", añadido por mí, además de unas correcciones menores en el texto, el 07/09/2017; el día después de que en el parlamento catalán ratificaran la decisión de convocar un referendo loco en  el que sólo pueden votar los catalanes, y no los demás españoles. Esa votación se hizo en ausencia del partido socialista  y en ausencia del partido popular, los dos principales partidos políticos en España.

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Me interesa lo que escribes
De todo eso sé muy poco
Un placer haberyte encontrado

Ana de la Serna dijo...

No puedo estar más de acuerdo.