domingo, 22 de enero de 2012

Deporte, patriotismo de tres al cuarto barato y bobo, medios de comunicación, sensacionalismo fácil y falsos razonamientos

Tomemos como ejemplo a ese gran espectáculo que es el baloncesto estadounidense, gratificante a veces, con algunos jugadores realmente extraordinarios, aunque con cierto exceso de tendencia a lo espectacular, y a veces espectacular- no debe ser obligatoria la espectacularidad; ni ser la norma. Y sus repercusiones en los medias españoles.

Sea un jugador de aquí, moreno de pelo, llamado R.R. y otro llamado K.L., de allá; no puedo evitar pensar que la L es la letra del amor en aquellos lares. He aquí la historia: El equipo en el que juegan está perdiendo de 3 puntos a menos de un minuto del final. R.R. recibe el balón, tira de lejos, encesta de los mismos puntos que necesitan para igualar; defienden bien, atacan de nuevo y K.L. tira de lejos, encesta y gana el equipo en el que juegan.

Una de las inefables radios españolas, de cuyo nombre no quiero acordarme, horas más tarde apenas, radia lo siguiente que tuve ocasión de escuchar: El equipo de "Minet sauta" -que en francés quiere decir: "Gatito saltó" y se pronuncia en francés: "Minnesota"- ganó esta madrugada con la aportación decisiva de R.R. No mencionan a K.L. que es extranjero; posiblemente por serlo. Además, razonan mal.

Paso a relatar seguidamente la verdadera historia: R.R., un buen jugador y gran pasador, pero a veces irregular, ha tenido un día pésimo. Lleva exactamente 10 tiros intentados y TODOS los ha fallado, de cerca o de lejos. El tiro número 11, a 40 segundos del final, noobstante es un éxito. Tener un porcentaje de aciertos de tiro del 1/11 = 9 %, es estar a sólo el 20 % de la media de aciertos de tiro en la NBA y en Europa, que es del orden del 45 %.

Sin embargo la mentalidad de periodismo barato y nacionalista bobo, le hace decir a ese medio de comunicación que R.R. salvó a su equipo, cuando en realidad casi pierden, por no haber encestado R.R., precisamente, 4 canastas, unos 8 puntos, que debieran haber hecho ganar a su equipo sin apuros y sin tener que esperar al minuto final.

Un partido se gana o se pierde desde el minuto cero, lo juegan todos y todos los puntos cuentan. En baloncesto, del que yo sólo soy un vulgar amateur y nada de nada más, a pesar de lo que digan o mientan -que no me peguen ni me atribuyan ninguna "jefosidad"-; sólo es decisivo el que defiende mucho y muy bien y/o el que no baja del 40 % en porcentaje de acierto en tiro y/o el que asiste y pasa mucho y bien.

Nota: Para nada este breve escrito está enfocado en contra de ningún jugador ni de ningún equipo; pero sí contra los medios de comunicación.