domingo, 1 de enero de 2012

Subrealismo

He aquí una parte de un gran poema de Apollinaire modificado ligeramente de tal manera que la fonía se conserve casi totalmente a la vez que la grafía difiera del original lo menos que se pueda. Es decir que conservaremos tanto como podamos; que nuestra meta es conservadora, ahí está la innovación, lo diferente. Lo que no se ha conservado en absoluto, es la puntuación, que por otra parte, el autor, no utiliza en este poema. Notaremos de paso, que una simple coma, es tan potente, que puede -y lo hace a menudo- cambiar, invertir el sentido de la frase. Tengo demasiado respeto hacia el lirismo y hacia el talento del autor para haber continuado con todo el largo poema. Mírese este escrito como un mero ejercicio de subrealismo (sousréalisme en francés) y como una manera de decir lo que no me atrevía de otra forma: me parece a mí que Apollinaire no escribió todo lo que se le atribuye; hay demasiada honestidad en la poesía de él; que se sabe seguro que es de él. Tengo más dudas con respecto a Louis Aragon, al que también se le atribuyen escritos -y qué páginas poéticas tan bellas ha dejado Louis- que bien pudieran no ser suyos, pero Aragon se equivocó aún más, abanderándose comunista, que Apollinaire estando orgulloso de ser militar y puede que sí hubiera escrito aquello probablemente zafio, no lo he leído, sobre Irène. Esto último es un reproche a las suplantaciones de autores.


ZONE ( fragment sousréalisé )


À la fin tu es là. De ce monde ancien,
Berger. Eh Oh tour; Eiffel, le troupeau. Des ponts bêlent ce matin.
Tu en as assez de vivre; dans l'antiquité grecque et romaine,
Ici même. Les automobiles ont l'air d´hêtre, anciennes.
La religion seule est. Restez. Toute neuve la religion.
Et. Restez simple comme les hangars de Port-Aviation.

Seul en Europe tu n'es pas antique ô Christianisme
L'Européen le plus moderne c'est vous Pape Pie X
Et toi que les fenêtres observent la honte te retient
D'entrer dans une église et de t'y confesser. Ce mat teint.
Tu lis laids prospectus laids catalogues laids affiches qui chantent tout. Oh!
Voilà la poésie ce matin et pour la prose il y a les jours. Nos.
Il y a les livres à sons à vingt-cinq centimes pleins et d'aventures polies, si airent
Portraits des grands hommes et mille titres; dit vers

J'ai vu ce matin une jolie rue dont j'ai oublié le nom
Neuve et propre du soleil: elle ,été, le clairon
Les directs heurts, les sous vrillés et les belles sténo-dactylographes
Du lundi matin ,oh ça me dit, soir, quatre fois par jour y passent
Le matin par trois fois la sirène y gémit
Une cloche rageuse y aboie, vers mi dit
Les inscriptions des enseignes et des mûres ouailles
Les plaques les avis à la façon des pairs roquets criaillent
J'aime la grâce de cette rue industrielle
Si tu es à Paris entre la rue Aumont-Thiéville et la venue des ternes

..
..
..
..

Una traducción fiel ,al español, de los seis primeros versos, daría más o menos esto:

Por fin estás aquí. De este mundo antiguo,
Pastor. Y oh torre; Eiffel, el rebaño. Puentes balan esta mañana.
Estás harto de vivir; en la antigüedad griega y romana,
Aquí mismo. Los automóviles parecen de haya, antiguos.
Sólo la religión es. Quedaros. Muy nueva la religión.
Y. Seguid sencillos como los hangares de Puerto-Aviación.


Es posible que el efecto subreal no lo haya notado el amable y escaso lector, de no ser que añada una buena traducción -conservando la rima- de esas seis líneas del buen original :


Por fin estás cansado de este mundo viejo
Pastora torre Eiffel el rebaño de puentes bala como espejo
Estás cansado de vivir en la antigüedad romana y griega
Incluso aquí los automóviles parecen de pliega
La religión únicamente sigue bien nueva la religión
Sigue sencilla como los hangares de Puerto-Aviación


Y una traducción fiel pero sin conservar la rima, del mismo :


Por fin estás cansado de este mundo antiguo
Pastora torre Eiffel el rebaño de puentes bala esta mañana
Estás cansado de vivir en la antigüedad griega y romana
Incluso aquí los automóviles parecen antiguos
La religión únicamente sigue bien nueva la religión
Sigue sencilla como los hangares de Puerto-Aviación




Por último deseo reitirar lo mucho que me gusta este poema, uno de los emblemas poéticos de nuestros tiempos modernos o post de lo mismo, en mi opinión, en la forma. Y en el fondo es un canto a una ciudad y a la ciudad y a cambiar además de época, a renovar/reformar guardando sin embargo formas; ¡qué más de actualidad , qué más de positivo!; sólo se debe subrealizar lo que se respeta y ama.


Nota1: Como ya lo afirmó Neruda: "Puedo escribir los versos más bellos" esta tarde o cualquier otra, si hubiera belleza en lo mal que sé decir. Y al mismo tiempo, tal como me han dejado -que no fui yo-, ser incapaz de entender algo muy simple que se me diga e incluso ni oírlo -un ruido interno me lo tapa. O olvidar algo por completo a los pocos minutos sólo, de haberlo evocado yo como quehacer o tarea próximos o que otros me lo hayan sugerido. Talento, si lo hubiera, y discapacidad -esta es segura- pueden cohabitar. Lo hacen en mí y me lo hacen a mí.


Nota2: Releyendo el resultado, me estoy preguntando de verdad, si Apollinaire no lo había calculado todo, y escrito este gran, gran poema, a propósito, para que algún día, fuera subrealizado.

Nota3: Hay que notar que el subrealismo se articula como un automatismo. El individuo escribidor no actúa o poco; son las propias palabras las que, como explicado al principio de este texto, revelan los significados ocultos, inconscientes de alguna manera, de un discurso, sea este poético o más directamente prosaico, un inconsciente que existe , pero que reside y radica en ellas. Que no asome el Vienés por aquí nada. La intención no es la de crear un sin-sentido, sino, por el contrario, de revelar la proximidad y yuxtaposición de los diversos sentidos que afloran en cualquier tipo de discurso, la dificultad de decir bien por la multiplicidad de los sentidos naturalmente adhiriéndose a cualquier mono-temática que se quiera tratar-profundizar . El subrealismo busca desenredar el sentido, busca el sentido. Desocultar.
El método de la conservación de la fonía y casi de la grafía a un tiempo, es sólo una de las múltiples formas de hacer subrealismo.
Aconsejar no es de buena educación, pero el mundo anglohablante coloniza culturalmente con tanto exceso, que les recomiendo una apelación de subrealismo: "underealism"; con un sólo r, porque no es algo que esté por debajo de la realidad ni desee tampoco escapar de ella.

2 comentarios:

anonimo dijo...

Preparandome desde Paris para la vuelta un cafe con leche aguado 4 €, en un bar corriente. El croissant si que esta bien por solo 2 € en comparacion. El hotel ni el 30 % de lo esperado. Le han cambiado de nombre de Hotel Prince Monceau a Hotel Bel Air. Lqa Habitacion bien pero clausrtofobica . Aprovechan el espcio a ultranza ? esspacio es dinero y escribo esto en un teclado Azerty, con las teclas cambiadas que tengo que ir buscando
, sera estandard en Francia.

anonimo dijo...

Veo que has borrado mis comentarios, Sofia; ni somos flores , ni esto es la guerra de las Rosas, pero si seguimos así la hierba puede ya no crecer en nuestro entorno. La invitación era la de un caballero, que las prefieren rubias, pero que son caballeros. Y cuando invitan, invitan. Hubiéramos visto juntos Paris y quizás una parte del amor entre el hombre y entre la mujer y del amor entre el hombre y entre la mujer y entre el entorno y entre el hombre y la mujer y lo novedoso y entre ellos y el lenguaje variante y las actitudes derivadas de ese lenguaje y la sociología y la culinaria y la moda y hasta las vanidades y lo menos bello y lo más común y lo no tan guapo y sobre las apariencias y el engaño y hubiéramos filosofado sobre ello tú y yo y hablado de economía al hablar de precios , y en algún momento yo te hubiera besado; aunque en el fondo no se quieran querer o no se quieran sin más. El romanticismo es también invitar a una dama que aún ni conoces, lidiar con lo atrevido.

Me alegro, de todas formas que no hayas venido, porque el retorno ha sido una odisea, con un cacheo intempestivísimo en Barajas -creo que me han robado algo- por parte de las fuerzas flojas y abusivas de seguridad, aunque en París-ciudad la cosa estuvo bien; me quitaron tres veces el botellín de agua -y el agua la volví a comprar y llevar al avión dos de las veces, a precios de atraco absoluto; he debido de gastarme unos 20 pavos sólo en agua, también el after shave, la espuma de afeitar, y estuve andando hacia las 21 horas 35 minutos, 10 minutos antes de la salida oficial del avión para Bilbao ,un kilómetro o más, por una de las terminales de Barajas, sólo, sin absolutamente nadie alrededor -no había nadie, parecía un aereopuerto de pega -los fantasmas no existen, pero haberlos haylos y son fríos como una sala de espera- pensando que el número de la puerta que me habían indicado oralmente y que no estaba escrito en ningún sitio en el billete, era falso. Cuándo llegué a la puerta H 64 me dí cuenta que la broma era macabra. No sólo no había nadie de nadie, pero además allí , tras las cristaleras no se veía ningún avión de Iberia, ni no de Iberia.
Empecé a pensar en las razones conspiratorias por las que querían que yo me quedase una noche más en Madrid; hasta que me di cuenta que no perdía nada por ir hasta el final del aeropuerto, creo que era el final de esos infiernos de Ariadna modernos, sin alma, de atraco a mano armada y vi cerca del fin y en la soledad, una cola. Un señor más apartado que otros y después una pantalla de ordenador, me dijeron que el vuelo no era para unas islas lejanas -igual de exóticas, no más, no puede haber más exotismo, que ese aeropuerto- sino para esa casa que ni siquiera tengo.

Así que , Sofía, la próxima vez que te invite a París, vente conmigo.