martes, 17 de abril de 2012

Coronas que matan por el placer de matar

Cuando se aburren, los reyes decadentes, malévolos en las Españas -no se merecen nuestros parajes tales individuos robando su prestigio, usurpando su imagen- matan por el placer de matar. Porque hambre, ese individuo de infamante aprovecho, corona inmerecida, laureles no ganados; no la ha tenido nunca.

Cuando no pueden ya matar a sus hermanos -el rey que usurpa mató también, y de otro tiro, a su hermano menor (2), y apartó a su padre, más demócrata que él, que se oponía al miserable Franco; que debió antes que él, haber reinado- rey asociado, como se puede ver, al trono, por la presión de la pólvora y la presión casi atmosférica del criminal gallego y subnormal -o listo en su poderío único y atonal, pero real y aún más trágico- del que nos avergüenza hasta el recuerdo; dictador del que, el que ocioso y sin cesar con gracia regia a animales grandes caza o a su padre y hermano; fue máximo valedor en propia casa; se van para Bostuana.


Cuando se aburren los que no merecen el poder que por desgracia nuestra, y del país, detentan; matan a especies nobles en vías de extinción, en regiones de gran subdesarrollo, que casi sólo viven de ello.

Con nuestros impuestos directos o indirectos; nuestro (des) prestigio y la ayuda de la infamia mafiosa ¿"socialista"? y ¿"comunista"? del, entre otros, experto en miserias y miserable él mismo; ganster y fascista, como los que decía combatir y nos engañaba y sigue aún mintiendo; santiago carrillo; no sólo Franco era el incontinente incontenido, por desgracia; ¿"izquierdas"? ¿"españolas"? que han estado siempre -desde la muerte del noroesteño como Castro; otro "obvio demócrata" de la misma zona, en el Caribe- encumbrando a aquél que se calló hasta el último momento; cuando ya se sabía fracasado el golpe; aquello que ocurría, y que con él contaban, el 23 de aquél febrero.

PS: Contrariamente a lo que se pudiera pensar, yo no soy anti monárquico por sistema -por sistema o sistemas, ya nada de nada- sino por constatación; como la física; empírica.


Nota nimia : Lo fácil sería el reduccionismo binario de siempre; cero o uno; blanco o negro sin color alguno, en el asunto espinoso de la dominación del mundo por los gallegos (1): decir que Castro; el fiel; es bueno y libertador -y yo llegué casi a pensarlo, engañado- o decir lo contrario, que Franco era el imprescindible; el que luchaba varias veces; no es diferenciarse mucho; y esta verdad hay que entenderla.

(1): Es literatura, hombre.. -y mujer.

(2): Se ha corregido un error: "hermano mayor" ha sido substituido por "hermano menor". Leyendo al  francés  "Le Monde" -que no a  nuestros periódicos que siguen mintiendo y censurando por omisión en asuntos reales (3)- me dí cuenta.

(3): asuntos reales en todos los sentidos de lo que es real.