viernes, 23 de mayo de 2014

Al filo sútil de la contradicción

Matar es matar. Pena de muerte no. (1)



Si se quiere abolir la pena de muerte, que los asesinos  empiecen primero. (2)



Conclusión:


Qué triste es Venecia cuando la lógica es recia por igual en el pensamiento humano. Y en la vida  de cada día...